Patim vuelve a desarrollar programas de empleo dirigidos a colectivos en riesgo de exclusión con financiación pública tras cinco años sin subvenciones para llevar a cabo este tipo de acciones. La Generalitat ha dado su respaldo a dos proyectos encaminados a fortalecer la empleabilidad de cincuenta personas durante 2017. Las consellerias de Políticas Inclusivas y Empleo promueven ambas iniciativas. Las primeras acciones se iniciaron a finales de 2016.

El plan de trabajo de las dos propuestas aprobadas se basa en itinerarios de inserción personalizados. El programa de la Conselleria de Políticas Inclusivas contempla acciones de alfabetización digital para hacer frente a las desigualdades que el acceso y uso de la tecnología supone para la búsqueda de empleo en la actualidad. También se contempla la atención social, talleres de orientación laboral (currículum, entrevista), búsqueda activa de empleo y análisis de mercado, habilidades sociales y profesionales, combinados con otros dirigidos a reforzar la autoestima, formación en nuevas masculinidades y sensibilización medioambiental. Un equipo profesional tutoriza todo el proceso.

El segundo programa lo subvenciona la Conselleria de Empleo y tiene como objetivo la inserción sociolaboral de treinta personas. Enmarcado dentro del proyecto Integrem –promovido por el Servef- Patim ofrecerá orientación laboral y formación sobre tareas de gestión administrativa a un grupo de personas desempleadas y se encargará de facilitarles prácticas en empresas.

“No hay inserción sin empleo, nos hemos cansado de repetirlo durante años, pero parece que nadie nos escuchaba, un silencio en el que hay que buscar muchas de las razones por las que el umbral de la exclusión social está más vinculado que nunca a tener o no trabajo”, remarca la coordinadora de programas de Patim, Inma Galmés, consciente de la responsabilidad que las entidades sociales tienen en este proceso y de los escasos medios que disponen.

Durante los últimos años, el único recurso especializado en empleo -gestionado por Patim- que ha resistido a la crisis es la Agencia de Colocación, que atendió a 134 personas en 2015. La financiación de este servicio gratuito especializado en orientación e intermediación laboral ha sido asumida de forma íntegra por la entidad, gracias al respaldo del voluntariado.

Desde que en 2003, cuando Patim impulsó su primer taller prelaboral, más de 4.500 personas han participado en las distintas iniciativas encaminadas a la inserción laboral que ha gestionado la entidad. El momento más difícil en esta área se produjo en 2012, cuando Patim tuvo que suspender un programa de empleo de la Generalitat ante la imposibilidad de hacer frente a los retrasos en el pago de las subvenciones de ejercicios anteriores.

Patim es una entidad sin ánimo de lucro especializada en el tratamiento de las adicciones, la inserción laboral y la intervención en conductas violentas. Fundada en 1985, cuenta con centros especializados en Castellón y Valencia.