¿Qué pasaría si los autores de la lectura de clase fueran los propios alumnos? Estudiantes de 1º y 2º de bachillerato del IES Francisco Ribalta de Castellón se han embarcado en el proyecto educativo Vivim la literatura, una iniciativa que contempla la edición de un libro digital que recoja los relatos que ellos mismos están elaborando. Los profesores del área de lingüística del instituto –impulsores de la idea- persiguen un doble objetivo: incentivar la lectura y, al mismo tiempo, fomentar una mayor implicación social de los jóvenes, ya que la venta de la edición impresa de estos textos se destinarán a una entidad no gubernamental.

 

Durante los dos últimos días, Vivim la literatura ha recorrido diez aulas del Francisco Ribalta. Un docente y el presidente de Patim, Francisco López y Segarra, han explicado el proyecto a los estudiantes. “Nuestra propuesta es que se acerquen a la lectura con otros ojos, desde una perspectiva nueva, que vean que es una actividad entretenida y divertida, y pensamos que una forma distinta es que prueben a ser escritores o incluso editores de los relatos escritos que ellos mismos o sus compañeros han elaborado”, explica Antoni Xaler, profesor de valenciano.

La otra cara de este proyecto está muy vinculada con la solidaridad. Y se sitúa fuera del ámbito docente. Vivim la literatura quiere potenciar además la colaboración entre el mundo educativo y las entidades sociales. “Nuestros libros siempre serán digitales y gratuitos para que todos los puedan leer pero también contemplamos la posibilidad de que se puedan imprimir y vender con un fin social, para ayudar a una ONG”, remarca Xaler. Patim es la entidad elegida para este segundo objetivo. El presidente de la entidad se ha reunido con los alumnos para explicarles trabajo que realiza su organización en Castellón en el ámbito de las adicciones, el voluntariado y la inserción laboral, y ha agradecido a todos su esfuerzo por llevar adelante esta singular iniciativa. “Son un ejemplo de cómo se han de hacer las cosas para conseguir una ciudadanía activa y comprometida –enfatiza López y Segarra- porque la ciudadanía se adquiere participando”.

El equipo docente confía en que la reflexión y el comentario de las experiencias didácticas realizadas en la clase, así como las tareas de edición digital, la posterior presentación y distribución de los textos narrativos, puede abrir nuevas vías de comunicación y colaboración entre todos los docentes que participan de manera voluntaria en el proyecto. Los resultados se pueden ver en http://viurelaliteratura.com.


 

 
 
 

mod_eprivacy