Las adicciones no tóxicas reclaman cada año mayor atención. Su tendencia al alza se confirma en todos los niveles de intervención, tanto en el número de actuaciones directas con pacientes como en la atención a personas o familias que demandan asesoramiento sobre determinadas conductas que consideran adictivas. Según los datos de Patim, el juego patológico ha experimentado en el último año un aumento del 25% en demandas de información y tratamiento. El 29 de octubre, día internacional sin juegos de azar, nos permite reflexionar sobre estas cifras y, también, sobre lo que está aconteciendo en materia de juego tanto en el ámbito político como terapéutico. En especial, ante una situación desconcertante como es la creación e implantación de nuevas modalidades o “santuarios” del juego que chocan frontalmente con la desprotección o invisibilidad de un problema que crece exponencialmente. Tenemos que explicar a la ciudadanía que existe un juego responsable, pero también una enfermedad clasificada y admitida por la comunidad científica: la ludopatía. La mayoría de los pacientes no tienen conciencia de problema o de tener realmente una adicción, por lo que es el entorno en un primer momento es el que tiene un papel fundamental para iniciar el proceso de recuperación. Por ello, es preciso constatar un incremento del número de casos que demandan asesoramiento sobre las adicciones no tóxicas, familias que han conseguido convencer al paciente para una primera visita o que acuden a pedir consejo para ver de que manera poder conseguir ese primer contacto y acercamiento hacia el posible tratamiento. Estas actuaciones son difíciles de cuantificar dado que en la mayoría de los casos se producen vía telefónica y no existe un registro semanal, aunque superan ampliamente el número de casos atendidos.

Las máquinas tragaperras con mayor poder adictivos están abandonando los salones recreativos tradicionales para ampliar sus horizontes a través de Internet, lo que nos propiciara una magnitud de la problemática de difícil abordaje con los medios actuales. La adicción al juego en maquinas tipo B, las populares ‘tragaperras’, sigue marcando la pauta en cuanto a casos, pero habría que matizar que a partir de la segunda mitad del año pasado comienza a apreciarse una variabilidad en la demanda, incrementándose de modo significativo las apuestas por Internet seguidas de la adicción a los juegos de casino (Ruleta). Se mantienen estables otras adicciones como el bingo, y más tímidamente entran las de Internet.

En esta nueva geografía del juego patológico, comienza a tomar protagonismo un invitado que ha permanecido adormecido durante años: la publicidad. La invitación al juego en los medios de comunicación y a través de Internet permite abonar aún más un terreno en el que los jóvenes son los principales destinatarios. De ahí nuestra preocupación para introducir campañas de prevención, que en estos momentos son casi residuales. Nadal y Ronaldo ya tienen clara cuál es su apuesta.

La ludopatías no solo destruye a la persona que la sufre si no que produce una continua dislocación en el medio en que vive, la familia el trabajo, las amistades, alteraciones no solo en el aspecto funcional sino en el legal al interrumpir con pérdidas económicas que dificultan su abono y favorecen actos delictivos.

El Gobierno y de forma concreta el Ministerio de Hacienda, como máximos responsables en la recaudación, también lo son en la prevención y en la regulación de la publicidad y el juego on line. Por ello, deben ser garantizar a la sociedad los mecanismo os necesarios para la prevención y el tratamiento necesarios para quienes de forma continuada se incorporan al grueso de la población afectada.

Patim ofrece tratamiento para las adicciones no tóxicas desde 2003. Desde el Centro de Día se han dado respuesta a distintas demandas recibidas, integrando esta atención dentro de la metodología de actuación de este recurso asistencial. Para ello se amplió el equipo con un psicólogo especializado en esta área y se crea el programa de adicciones no tóxicas, con la finalidad de dar respuesta a las demandas de tratamiento de los pacientes. Este servicio abre sus puertas en Castellón pero tras la cesión de un local en Valencia por parte de Instituto Valenciano de la Vivienda (abril 2004) se establece una delegación allí (Guillem Despuig, 9). A través de él se pretende proporcionar un tratamiento integral a las personas que solicitan nuestra ayuda, tanto a nivel individual como familiar, fortaleciendo algunas áreas de la personalidad que presenten déficits y estén relacionadas con la adicción problema y cubriendo las necesidades psicológicas que como variable estén interviniendo en la adicción y necesiten ser modificadas.

Centros Patim:

Información:

  • Plaza Tetuán 9. 3ª de Castellón. 12001. 964 214593. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Tratamiento:

  • Centro de día. Atención ambulatoria. Valencia. Telf. 963824671- 627177900
  • Centro de día. Atención ambulatoria. Castellon. Telf. 964342431- 675603700
  • Comunidad terapéutica. Atención residencial (valoración e ingresos) 62942779

Otros recursos de ludopatía: FEJAR


Patim en red

 
 
 

mod_eprivacy