La situación laboral en el sector de las ONG y organizaciones sin ánimo de lucro es más que preocupante, según se desprende del Barómetro de Empleo elaborado por la Red Española de entidades por el empleo (Red Araña) y la Asociación Española de Entidades para la Formación y el Empleo (Red Emplealia). Ambas Redes, que aglutinan al mayor número de entidades sociales por el empleo que operan a lo largo de todo el territorio nacional y que se unen para poner en marcha el barómetro de Empleo, ya lo habían hecho recientemente al presentar el pasado 4 de mayo en Madrid el primer “Inem privado” de España bajo la denominación OFICINA PRIVADA DE EMPLEO (www.oficinaprivadadeempleo.com).

Según esta primera entrega de Barómetro de Empleo el sector de las ONG, que generaba en diciembre de 2009, directa o indirectamente —a través de sus empresas participadas—, 589.430 puestos de trabajo, ha visto reducir esta cifra en apenas dos años en un 32%. Esto supone una pérdida de casi 200.000 puestos de trabajo. Sin embargo las expectativas a corto plazo son todavía mucho más desalentadoras, puesto que el sector prevé (según la encuesta realizada por Barómetro de Empleo) continuar reduciendo puestos de trabajo hasta superar el 50% en 2012. Esto implicaría perder otros 100.000 empleos, con lo que, en total, se destruirían en tres años una cifra muy próxima a los 300.000 empleos en el sector.

La conclusión del informe resulta preocupante teniendo en cuenta la importancia de este tipo de organizaciones en la economía social. Tanto es así, que este mismo año se aprobó en España la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social en el que se configuran una serie de medidas de protección y promoción de todas estas entidades dedicadas fundamentalmente a detectar y tratar las situaciones de desigualdad, de ahí que su importancia resulta todavía mayor en el actual contexto económico.

Además estas entidades incorporan en su funcionamiento valores que van más allá del interés particular y del beneficio económico y que generan confianza en la sociedad, algo fundamental en momentos como este, en los que resulta todavía más importante apoyar a los colectivos desfavorecidos, ofreciéndoles la posibilidad de conseguir una vida normalizada.

Pero, además, la actividad de las ONG y entidades sin ánimo de lucro resulta fundamental para el éxito económico de un país, ya que rebaja los costes de las transacciones y facilita la actividad empresarial. Su existencia permite crear riqueza, al prestar servicios de calidad y generar puestos de trabajo. Pero su contribución no solo mejora las condiciones de vida de millones de personas sino que permite mantener los valores del modelo europeo de sociedad democrática ayudando a conciliar las esferas económicas y social, y promoviendo un espíritu empresarial que supone la creación de proyectos durables, colectivos y orientados socialmente. Por todo ello su “adelgazamiento” resulta especialmente preocupante en las actuales circunstancias.

Barómetro de Empleo es un instrumento creado para analizar la situación sociolaboral y su evolución en España. Está elaborado por Red Española de entidades por el empleo (Red Araña) y la Asociación Española de Entidades para la Formación y el Empleo (Red Emplealia), creadas hace más 20 años para promover el asociacionismo entre organizaciones sin ánimo de lucro dedicadas a la inserción sociolaboral con el objetivo de mejorar la eficacia y alcance de su actividad compartiendo recursos, aprovechando las sinergias positivas entre entidades afines y desarrollando proyectos conjuntos.

Ahora, con la puesta en funcionamiento de OFICINA PRIVADA DE EMPLEO (primera agencia privada de colocación que operará a lo largo de todo el territorio nacional) tienen la intención de covertir este Barómetro en un instrumento eficaz a la hora de detectar las debilidades y necesidades del sistema y luchar contra ellas desde el conocimiento real de la situación. El objetivo es sensibilizar a las administraciones y organismos de la necesidad de rentabilizar recursos y profundizar en la aplicación de políticas adecuadas para la formación y el empleo; hacer que se reconozca el papel de las entidades no gubernamentales en la gestión de los programas de formación y empleo; facilitar el intercambio de experiencias; desarrollar servicios de promoción, creación y gestión del empleo; favorecer la inserción laboral de colectivos con dificultades, como jóvenes por ejemplo; impulsar programas de recolocación de trabajadores en procesos de regulación de empleo, etc.

Esta primera entrega de Barómetro de Empleo sobre “Las ONG” se llevó a cabo entre un universo de 5001 entidades, con al menos un contratado, mediante una encuesta escrita a 457 entidades de todo el territorio nacional con un error del +/- 5% y un nivel de confianza del 95%. En sucesivas entregas, tras el verano, Barómetro de Empleo abordará otras cuestiones en materia de empleo como:

  • -disponibilidad para la movilidad trasnacional de los trabajadores españoles
  • -posibilidad de encontrar empleo en función de edades u otras características personales y curriculares.
  • -top 10 de puestos de empleo ofertados en contraposición de top 10 de empleos demandados
  • -disponibilidad para el autoempleo y demás entregas de alto valor añadido.

Patim en red

 
 
 

mod_eprivacy